Hoteles en Madrid con mucha historia

Hoteles en Madrid con mucha  historia

Aquellos que decidan visitar nuestra ciudad por motivos de ocio, negocio o vacaciones, disponen una gran oferta hotelera en la ciudad. Basta con introducir Hoteles en Madrid  en el buscador y se abrirá ante nosotros todo un gran abanico de posibilidades para alojarnos en la capital.

Desde este blog, les propongo un recorrido por las calles de la Villa y Corte recalando en algunos de los hoteles que esconden más historia entre sus paredes y estancias.

Calle del Nuncio. Foto propia

Iniciamos nuestro recorrido en una de las calles más castizas y pintorescas de la ciudad, la Cava Baja. Hasta esta céntrica vía llegaban desde el siglo XVII viajeros, ganaderos, arrieros y comerciantes de todo el país para alojarse en las posadas que se encontraban a lo largo de la calle.

Los viajeros, arrieros, artesanos o caminantes que llegaban a la Villa en el siglo XVII, podían alojarse en la Posada de la Villa de la Cava Baja. Desde 1980 es un restaurante Foto propia.

 

-Una corrala que alojaba a comerciantes convertida en un hotel boutique

En el nº 14 de la Cava Baja se encuentra la Posada del Dragón, un coqueto hotel boutique que se asienta en el lugar donde en el siglo XV se encontraba la Alhóndiga de la villa cuyo fin era el almacenaje y la venta del grano.

En el siglo XIX sería el Marqués de Cubas quien tirase el primitivo edificio y construyese uno nuevo para convertirlo en una casa de huéspedes. A comienzos del siglo XX, el edificio sería sometido a una rehabilitación para convertirlo en posada para alojar a los comerciantes que se acercaban a vender sus mercancías al Rastro y al Mercado de la Cebada.

 

Posada del Dragón. Foto propia

Hoy en día quienes se alojan en este establecimiento, contemplan un pedacito de la historia de la villa, y es que, bajo su subsuelo, se conserva un tramo de la muralla cristiana del siglo XII visible desde el restaurante anexo ‘La Antoñita’.

Muralla cristiana en la Posada del Dragón. Foto Arte en Madrid

Además de esto, en el patio de la corrala se conserva el pilón abrevadero de piedra en el que bebían los caballos de los viajeros, la escalera de madera del XIX y la bañera en la que la vecina fábrica de jabones, la Antoñita, elaboraba sus jabones.

Portada de la antigua jabonería ‘La Antoñita’. Foto propia

 

De la Cava Baja nos dirigimos por la calle Toledo hacia la Plaza Mayor y una vez ahí tomamos la calle de la Sal para recalar en el Hotel Petite Palace Posada del Peine.

Detalle de las pinturas que Antonio Mingote hizo en la calle de la Sal en homenaje a la obra de Benito Pérez Galdós ‘Fortunata y Jacinta’. Foto propia

-La posada más antigua de Madrid

Para conocer la historia de este establecimiento hemos de remontarnos al año 1610, año en el que Juan Posadas abriría la posada del peine en la calle del Vicario Viejo, hoy Marqués Viudo de Pontejos. Hemos de pensar que en ese Madrid del XVII serían muchos los forasteros que llegasen a la ciudad, debido a que ésta era sede de la corte, y Juan Posadas vio nicho de mercado.

Posada del Peine. Foto propia

La historia de su nombre es cuanto más curiosa, y es que en cada una de las habitaciones de la posada sus dueños ofrecían a los huéspedes el uso de un peine, pero eso sí, colgado de una cuerda para que no se lo llevasen.

Formada por tres edificios de tres épocas diferentes, siglo XVII, XVIII y XIX, la posada ha sido objeto de ampliaciones y modificaciones a  lo largo de sus cuatro siglos de historia para adaptarse a los usos hoteleros de cada momento.

 

Detalle de la fachada de la Posada del Peine. Foto propia

Cuentan las crónicas que en su momento de mayor esplendor en el XIX, contaba con 150 habitaciones siendo uno de los establecimientos hoteleros preferidos por los viajeros del XIX y XX.

Hoy en día, y desde 2006, la posada del peine es un moderno hotel boutique que ha conservado la decoración exterior con pinturas y azulejos de la firma Perís de finales del XIX, la escalera de madera y su correspondiente barandilla de hierro, las columnas de hierro y las historias de los viajeros que en su interior se alojaron.

Placa de la calle del Marques Viudo de Pontejos. Foto propia

Y desde la calle postas nos dirigimos hacia la calle Doctor Cortezo donde se encuentra un moderno hotel que se asienta sobre los restos de un antiguo frontón de los años 30.

El cine Ideal en la calle Doctor Cortezo, un bello ejemplar de principios del XX que ha sido rehabilitado recientemente. Foto propia

-De Frontón Madrid a Hotel

Hubo un tiempo en el que Madrid y los madrileños eran unos grandes aficionados al juego de pelota vasca debido a que los monarcas y la aristocracia acostumbraba a veranear en Donosti donde se aficionarían a este deporte.

En nuestra ciudad se instalaron varios frontones en los que se podía disfrutar de este espectáculo deportivo propio de las vascongadas. Uno de ellos sería el Frontón Madrid de la calle Doctor Cortezo  inaugurado el 5 de junio de 1929 y construido por iniciativa del empresario y aficionado a la pelota vasca Idelfonso Anabitarte.

El Frontón Madrid , denominado “la catedral de la raqueta” sería el único frontón por el que pasaron las mejores profesionales femeninas de la pelota vasca, las llamadas pelotaris y que se mantuvo en pie hasta 1981.

Habitación del Hotel Eurostars Plaza Mayor con las vidrieras del antiguo Frontón Madrid. Foto propia

Era el mejor frontón de la época ya que respondía a todas las exigencias de la afición que cada vez era mayor en Madrid. Contaba con cancha, restaurante, salón de té, terraza y hasta una peluquería.

Actualmente y desde 2014 el Hotel Eurostars Plaza Mayor ocupa el espacio en el que se asentaba este frontón conservando del mismo la estructura y las vidrieras que se dejan ver desde el exterior pero que se disfrutan mucho más desde las habitaciones

 

Foto de una de las vidrieras del antiguo Frontón Madrid. Foto propia

 

-De empresa papelera a Hotel de Lujo

Nuestra siguiente parada nos lleva hasta la calle Mejía Lequerica nº 8 donde se encuentra el Hotel URSO, establecimiento abierto en 2016 en un imponente edificio de principios del siglo XX que alojó a la compañía vizcaína Papelera Española

Sería D. Juan Manuel Urquijo, segundo Marqués de Urquijo, quien encomendase, en 1913,  al arquitecto José María Mendoza Ussía la construcción de un edificio para alojar la sede la Papelera Española. Los sótanos del edificio serían destinados a almacén de papel, la planta baja a oficinas y el resto a viviendas.

De su primitivo uso no queda nada salvo la estructura y  la fachada exterior construida en estilo ecléctico donde sobresalen las placas cerámicas del ceramista toledano Ruiz de Luna y los balcones.

Detalle de la fachada del Hotel Urso. Foto de Destinia.

Del señorial barrio de Alonso Martínez  nos dirigimos hacia el Paseo de la Castellana, vía en la que la aristocracia levantaría sus palacetes a finales del XVIII y principios del XIX.  Nos detenemos ante el número 49 del paseo de la Castellana para conocer un hotel por el que desfilaron las estrellas de Hollywood.

En siglo XIX se levantó en este mismo lugar la Fuente Castellana que tomó su nombre del primitivo arroyo que discurría a lo largo de lo que hoy conocemos como Paseo de la Castellana. Foto propia

 

-El Hotel de las Estrellas de Hollywood

Una serie de movimientos políticos motivaría que a finales de los años 40 visitasen Madrid políticos, militares y empresarios norteamericanos. Uno de  estos empresarios sería Conrad J. Hilton, quien vería en nuestra ciudad la oportunidad de abrir uno de sus hoteles.

El emplazamiento escogido para su primer hotel en España sería el solar que ocupaba desde principios del XX el Palacio de los Duques de Aliaga. Para su construcción se recurrió a dos de los arquitectos más activos del momento, Luis Martínez Feduchi y Luis Moya.

El Hotel Castellana Hilton abrió sus puertas el 14 de septiembre de 1953 con una fiesta que duró tres días y para la que su propietario fletó cuatro aviones  y se trajo directamente desde EE.UU a celebridades como Ava Gardner, Frank Sinatra, Gary Cooper o Sofía Loren, entre otros.

En sus habitaciones se han alojado estrellas internacionales del cine de la talla de Marlon Brandon, Ava Gardner, Bette Davis, Frank Sinatra, Gary Cooper, Sofía Loren, Charlton Heston o Mia Farrow, entre otros.

En siglo XIX se levantó en este mismo lugar la Fuente Castellana que tomó su nombre del primitivo arroyo que discurría a lo largo de lo que hoy conocemos como Paseo de la Castella. Foto: Luis Alfonso. Efe

El edificio ha sufrido reformas desde su inauguración, ha cambiado su nombre a Hotel Intercontinental y conserva elementos como la escalera de mármol, la chimenea del Salón Toledo que pertenecía al primitivo palacete o  la suite 716 en la que se alojó Ava Gardner desde 1953 a 1970.

 

Además de estos hoteles hay otros en la ciudad con mucha historia tras sus estancias, tal es el caso de algunos de los hoteles ubicados en el Paseo del Prado. Sobresale por su elegancia  el Hotel Ritz abierto en 1910 por Alfonso XIII quien se había dado cuenta en sus viajes por Europa que Madrid no contaba con establecimientos para alojar a la realeza.

El Jardín de Invierno del Hotel Ritz en 1910. J. Lacoste.

El Hotel Palace por su parte,  abriría en 1912 en el antiguo palacio de los duques de Medinaceli y en  su interior cuenta con el ‘Museo Bar’, un espacio dedicado a relatar la historia del establecimiento.

Museo Bar del Hotel Palace. Foto de la web del Hotel Palace

Muy cerca de ambos el arquitecto Chueca y Goitia construía un imponente edificio en el que hoy se encuentra el Hotel Villa Real. Este establecimiento destaca por atesorar en su interior una colección de arte antiguo con mosaicos romanos o vasos apulios y de arte contemporáneo con obra de Joan Guinovart o Antoni Tàpies.  

Uno de los mosaicos romanos de la colección del Hotel Villa Real. Foto: Web Hotel Villa Real

 

 

 

Sin más, se despide atentamente

 

 

 

 

Sin más, se despide atentamente
El Sereno
El Sereno
Soy un sereno castizo pero del SXXI con un blog muy molón y pintón sobre Madrid en el que encontrarás curiosidades, historia, arte, cultura ocio y restaurantes. ¡De Madrid al cielo!

Mis redes

11,297FansMe gusta
24,000SeguidoresSeguir
51,330SeguidoresSeguir

Actualizaciones

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, ¿las aceptas?    Más información
Privacidad