A finales del mes de mayo de 2021 se instalaban en el adoquinado de la Plaza de los Carros de Madrid  una serie de placas circulares doradas de metal que marcan el recorrido del Qnat islámico (antecedente de los viajes de agua) que se encuentra en el subsuelo.

Un viaje de aguas no es otra cosa más que un sistema de canalización de las aguas. Mediante ellos se abasteció de agua a la ciudad durante varias centurias hasta que llegado el siglo XIX se creaba el Canal de Isabel II.

Eugelio Lucas Velázquez. La traída de las aguas de Lozoya Museo del Romanticismo Fotografía de Pablo Linés. Fuente: CERES

Esta señalización, que se acompaña de dos placas situadas junto a los bancos de la plaza, se ha colocado a propuesta del Centro de Estudios sobre el Madrid islámico tan solo unos días después de la celebración del I Congreso de historia y memoria del Madrid Islámico.

El viaje de agua de la Plaza de los Carros

Como nos relata Mercedes Gómez en su bitácora ‘Arte en Madrid’ el Viaje de Agua de la Plaza de los Carros se hallaba en el año 1983 en el contexto de unas obras de remodelación de este entorno.

El arqueológo Manuel Retuerce Velasco fue uno de los que participó en las excavaciones que se llevaron a acabo en el año 83 y en 2017, junto a la Fundación Madrid Islámico,  examinaba nuevamente los restos. En la página web de la fundación nos relataban esta inspección y nos mostraban algunas fotografías.

Fotografía de Fundación del Madrid Islámico

Este qanat de la plaza de los Carros se trata de la obra de ingeniería hidráulica más antigua que se ha conservado en Madrid y que además nos aporta más datos sobre el origen andalusí de Madrid.  Cuando se llevaron a cabo las excavaciones se extrajo además material arqueológico cerámico del tipo verde manganeso y otro tipo de materiales que pasaron al Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid.

Fotografía propia

Lo que se ha conservado  y estudiado es un tramo de aproximadamente 10 metros de longitud y que según relatan los expertos discurría a cielo abierto y  podría tener relación con el Arroyo de las Fuentes de San Pedro que nacía en Puerta Cerrada y discurría por la calle Segovia.

Fotografía propia

Les invito a acercarse hasta la Plaza de los Carros y fijarse con detalle en las placas, son pequeñas y pasan algo desapercibidas. Cuando las vi (sabía que existía el proyecto de colocarlas) me llevé una gran sorpresa, hay que seguir estudiando y divulgando nuestro pasado como «Mayrit».

Fotografía propia

Para quienes además estén interesados en conocer más sobre el Madrid islámico, les recomiendo las visitas guiadas de la Fundación Madrid Islámico cuyos horarios y fechas pueden ver en el siguiente enlace: https://madridislamico.org/visitas-guiadas/


 

 

 

 

Sin más, se despide atentamente

Deja un comentario