Horno San onofre celebra la festividad de Nuestra Señora de La Almudena con su tradicional corona y con una acción artística en sus escaparates

Una de las pastelerías más tradicionales de Madrid, Horno de San Onofre, celebra el día de la Almudena llenando sus cinco establecimientos con el dulce tradicional ligado a la patrona, la corona de la Almudena.

Este año además, une sus fuerzas con la ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología) mediante un acción artística que llevará a un grupo de estudiantes a ilustrar a todo color los escaparates de cuatro de los cinco espacios San Onofre.

De este modo, los futuros diseñadores Selene García, Sílvia Cortés, Blanca López, Aline Claeyssens, Guillermo Gónzalez y Ana Muñoz, todos ellos alumnos de ESNE, intervendrán el Horno San Onofre (San Onofre, 3), La Santiaguesa (Mayor, 73), La Tahona (Hortaleza, 9) y Hernani (Hernani, 7), cuatro de los cinco establecimientos de esta cadena que abrió en los años 70 el matrimonio de Emilia y Daniel, y que hoy regentan sus hijas Mónica y Ana.

La historia de la Corona de la Almudena

Corría el año 1978 cuando el gremio de los pasteleros de Madrid, decidían convocar un concurso para que su patrona tuviese un dulce acorde a su importancia. No era lógico que si San Isidro tenía sus rosquillas y San Antón sus panecillos, la patrona de la ciudad careciese de dulce castizo. 

El concurso se convocó y  el dulce ganador resultó ser una rosca dulce similar en su forma y relleno al Roscón de Reyes y que recibía el nombre de Corona de la Almudena. Los autores de este dulce tan castizo, según narran los antiguos pasteleros, fueron tres directivos del gremio pastelero: Pedro Blanco, pastelero vallecano, y sus colegas ya fallecidos Víctor Sanz y Francisco Sobrino.

Procesión de la Almudena en 1929. Foto: Gerardo Contreras. Fuente: Memoria de Madrid

Aunque la Corona de la Almudena se asemeje al roscón, solo lo hace en apariencia puesto que ésta no lleva en la masa ralladura de limón o naranja, ni agua de azahar. Tampoco se le coloca en el interior haba o figurita, ni se la decora con frutas escarchadas.

La corona a diferencia del roscón, es pequeña y siempre va rellena de trufa, nata o crema y puede tener varias capas de bollo. Una vez amasada se le añade un jugo preparado con agua, azúcar y zumo de naranja. Lo que le da su nombre, es la corona de cartón que le colocan los pasteleros y que hace referencia a la corona de Nuestra Señora de la Almudena.

Sorteo de una corona de la Almudena

San Onofre me ha ofrecido una corona de la Almudena para sortear entre los lectores del blog.

Para participar en este sorteo deben dejar un comentario en esta entrada del blog respondiendo a la siguiente pregunta: ¿cómo se llamaba la iglesia de la calle Mayor en la que los cristianos ocultaron la imagen de la Virgen de la Vega cuando llegaron los musulmanes en el siglo VIII? (la respuesta la pueden encontrar en esta entrada de mi blog

Los nombres de todas las personas que acierten la respuesta, entrarán en el sorteo que haré mediante la plataforma https://www.sortea2.com/. Para que no haya ningún tipo de duda, el sorteo lo llevaré a cabo a las 15:00 h del jueves 8 de noviembre, lo grabaré en vídeo (mostrando la hora) y  subiré una captura de la imagen a esta misma entrada.

Ganador del sorteo

Tras esto contactaré por correo electrónico con la persona agraciada y ésta deberá recoger su dulce premio en el establecimiento de La Santiaguesa de la calle Mayor, 73

Corona de la Almudena del Horno de San Onofre

Sin más, se despide atentamente

Sin más, se despide atentamente

16 COMENTARIOS

Deja un comentario