Los museos abren por primera vez sus gabinetes de Dibujos y Estampas ‹ Un sereno transitando la ciudad