Exposición Vivanco, pensando en Vino: 40 años de coleccionismo ‹ Un sereno transitando la ciudad