Exposición ‘Terry O´Neill, el rostro de las leyendas’ ‹ Un sereno transitando la ciudad