Palacetes de Madrid: Palacete Don Guillermo de Osma, sede del Instituto Valencia de Don Juan

El Palacete Don Guillermo de Osma, sede del Instituto Valencia de Don Juan

Madrid atesora un vasto patrimonio histórico artístico, son muchos los edificios de nuestra ciudad que esconden secretos y que encierran una gran belleza en su interior; lástima que muchos de ellos no estén abiertos a las visitas porque se trate de edificios institucionales y no se haya encontrado el equilibro entre su función institucional y la de difusión del patrimonio. 

Hace algunas semanas, gracias al programa de visitas guiadas ‘Bienvenidos a Palacio’ de la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, visitaba el Palacete Don Guillermo de Osma sede actual del Instituto Valencia de Don Juan.

El Palacete Don Guillermo de Osma se encuentra en la calle Fortuny nº 41, en el barrio señorial de Chamberí, barrio en el que  a finales del siglo XIX  y principios del XX se instaló la aristocracia madrileña y se construyeron residencias palaciegas que seguían en su mayor parte la tendencia historicista preponderante en la época.

Instituto-Valencia-de-Don-juan
Detalle de la portada neogótica del Palacete Don Guillermo de Osma. Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia

El Palacete Don Guillermo de Osma, fue concebido como vivienda para el matrimonio de Don Guillermo de Osma y Scull (político y diplomático) y Doña Adelaida Croke y Guzmán, condesa de Valencia de Don Juan. El matrimonio, que no tuvo descendencia, puso todo su empeño en reunir una gran colección de obras de arte y conformar una auténtica cámara de las maravillas con objetos artísticos de toda índole: pintura, escultura, numismática, cerámica, mobiliario, casullas, platos hispano árabes, loza de Manises, tapices, etc.

Pedro de Répide, cronista de la Villa,  en su libro ‘Las Calles de Madrid’  hace referencia al palacete de esta manera: “Es una calle aristocrática, poblada casi toda de hoteles, rodeados de frondosos jardines destacándose entre sus construcciones el palacio, al viejo estilo español, que ha hecho edificar la marquesa del Bermejillo, esquina al paseo del Cisne, y fronteras , la casa árabe de Don Guillermo de Osma, donde su propietario reunió una curiosa colección de antigüedades, y la más modernamente edificada con reminiscencias de la última época gótica y en la que se halla instalado el Instituto del conde viudo de Valencia de Don Juan, verdadero tesoro arqueológico y artístico” 

Palacete-Guillermo-de-Osma. Escalera
Escalera del Palacete Don Guillermo de Osma. Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia
– El Palacete Don Guillermo de Osma

Este palacete, fue construido por Enrique Fort Guyenete entre 1889 y 1893 por encargo del padre de Don Guillermo de Osma y Scull  con motivo del matrimonio de este con Doña Adelaida Crooke y Guzmán. Concebido como un palacete urbano con jardín interior y siguiendo la tendencia del neo mudéjar, inspirándose su arquitecto en la Giralda de Sevilla y en las almenas escalonadas de la arquitectura islámica, además introdujo como nota discordante un británico bow window de tres plantas.

Interior del Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia

Se conserva toda la memoria y planos de la fachada de este edificio fechada el 18 de septiembre de 1889 en la que el arquitecto detalla las características del inmueble:

“Dicho hotel constará de sótanos destinados a bodega, carboneras y calorífero en una parte de la planta general, planta baja que comprende el portal, cocina y sus dependencias, planta principal y segunda para habitaciones de recibo y estancia y planta tercera o ático para cuartos de criados” 

Palacete-Don-Guillermo-de-Osma
Proyecto de Enrique Fort para el Palecte de Don Guillermo de Osma. Fuente: Memoria de Madrid

En el año 1912, sus propietarios encargan a Mosteiro una pequeña reforma, pero será en 1916, año en el que el palacete pasa a ser fundación y museo,  cuando sufra una importante reforma de la mano de García Cabrera quien acondicionará el interior y llevará a cabo una de una ampliación sobre el jardín consistente en un pabellón de características neomudéjares con portada neogótica a la calle de Fortuny. Para esta portada, el arquitecto se inspirará en la portada del Hospital de la Latina que hoy se encuentra en los jardines de la Escuela de Arquitectura de Madrid.

Portada-Valencia-de-Don-Juan
Portada del Instituto Valencia de Don Juan
Puerta-Hospital-La-Latina-Madrid_01
Portada del Hospital de la Latina

Durante la Guerra Civil, el gobierno británico por deseo expreso de sus fundadores fue el encargado de ocuparse de la colección. En el año 1946 sufre nuevamente una reforma de la mano del arquitecto López Otero quien añade el ala oeste que da a la calle Eduardo Dato, prolongando el dibujo neomúdejar de García Cabrera.

En el año 1981, fue declarado Bien de Interés Cultural y en la actualidad el acceso a esta Institución está restringido, y solo pueden acceder a él los investigadores.

Instituto-Valencia-de-Don-Juan- Casco
Casco de Mehmet II. Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia
– La colección del Instituto Valencia de Don Juan

Don Guillermo de Osma y Scull fue un diplomático, arqueólogo y político español que llego a ser ministro de Hacienda durante el reinado de Alfonso XIII. Junto a su esposa atesoró una gran colección de artes decorativas y suntuarias procedentes tanto del legado de  sus antepasados como de su afán coleccionista que les llevó a comprar nuevas piezas.

Grabado de Goya ‘las cifras de las manos’. Foto propia

La colección del Instituto Valencia de Don Juan es una auténtico «Gabinete de las Maravillas» y sorprende a todos. Sus  benefactores fueron capaces de aunar una  espléndida e interesante colección con representación de todas las artes. En las salas del Instituto Valencia de Don Juan hay tejidos hispano-islámicos, cerámicas, pinturas, estelas, vidrios, azabaches, astrolabios, arquetas, orfebrería, exvotos ibéricos, armas, y monedas entre otras piezas. 

tejido-hispano-islamico-istituto-valencia-de-Don-Juan
Tejido hispano islámico. Foto propia

Conserva el Valencia de Don Juan en una primera sala cuya arquitectura recuerda al mundo islámico, una colección de tejidos hispano-islámicos que abarcan desde el Siglo X con el califato de Córdoba hasta el XV con el periodo Nazarí. Cabe señalar que los tejidos comenzaron a ser cotizados en el mercado del arte en el SXIX y XX, momento en que, de forma simultánea, se inician las primeras colecciones públicas.  Se conservan en esta pequeña sala fragmentos de tejidos hispano-islámicos que pudieron ser utilizados como piezas que los musulmanes regalaban a los embajadores cristianos o como botines de guerras. 

Otros de los fragmentos que se conservan fueron utilizados como forros para las arquetas de las reliquias tan populares en la Edad Media y según parece otros fueron adquiridos en los mercados andalusíes y en los mercados de la España cristiana.

Instituto-Valencia-de-Don-Juan-tapices
Sala de los tejidos hispano-islámicos. Foto propia

Destaca también en este Instituto, la colección de arte cerámico andaluz que abarca una cronología que va desde el Siglo XIII hasta el XV, destacando sobre todo la cerámica de cuerda seca y los alicatados granadinos. Hay también espacio para la cerámica de Manises (de reflejo dorado), de Talavera de la Reina y  de Cataluña.  

Las piezas que más llaman la atención en esta sala son el azulejo de Fortuny (realizado durante el reinado de Yusuf III (1408-1417) y coleccionado por el artista) y un impresionante jarrón nazarí procedente de La Alhambra. 

azulejo-de-fortuny
Azulejo de Yusuf III, también conocido como azulejo de Fortuny. Foto propia

Otra de las curiosidades que alberga esta institución es una gran colección de pinjantes atalajes de caballos que se encuentran en estos momentos en fase de documentación. 

pinjantes atalajes de caballos
Pinjantes atalajes de caballos. Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia

El Instituto Valencia de Don Juan también posee una amplia colección pictórica, tiene algún Pantoja de la Cruz, algún Var Der Hammer, algún Goya  y hasta un Greco único, el lienzo  titulado ‘Alegoría de la Orden de los Camaldulenses’.

Conserva también en su planta baja una amplia colección de cerámica procedente de las Reales Fábricas.

<em><strong>Doña Juana. Pantoja de la Cruz. Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia<br /> </strong></em>
Doña Juana. Pantoja de la Cruz. Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia
ceramica-reales-fabricas
Cerámica de las Reales Fábricas. Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia
-La Biblioteca del Instituto Valencia de Don Juan

Destaca su biblioteca y archivo a que cuenta con numerosos ejemplares dedicados a la Historia del Arte. En esta pequeña biblioteca se guardan 710 documentos medievales en pergamino fechados entre los años 875 y el 1500, 248 manuscritos encuadernados entre los que destacan el libro del Toisón de Oro y un Libro de Horas de doña Mencía de Mendoza, de talleres flamencos del siglo XVI. Este archivo, abarca un periodo cronológico que va desde los Reyes Católicos hasta el s. XIX, entre los que destacan los del reinado de Felipe II.

Biblioteca-Instituto-Valencia-de-Don-Juan
Biblioteca del Instituto Valencia de Don Juan. Foto propia
– El Palacete Don Guillermo de Osma, hoy en día

Como he mencionado anteriormente, este pequeño museo tiene el acceso restringido y tan solo si eres un  investigador podrás acceder a su interior y a su colección. 

Sí, es una pena que una colección tan valiosa e interesante quede reservada a unos pocos, pero lo cierto es que su fundador dejó bien claro que la función de su colección tenía que ser esa, nunca se planteó que fuese un museo abierto al público. Yo desde aquí defiendo la postura que hay que evolucionar y que las viejas estructuras del pasado no sirven hoy en día, defiendo la investigación y la difusión del patrimonio en todos sus ámbitos y no creo que abrir el Instituto Valencia de Don Juan a las visitas dificulte la investigación.

Seamos realistas, ¿acaso se esperan colas? y si así fuese, ¿no estaría Don Guillermo de Osma orgulloso de ver su palacete lleno de vida y de gente interesada en su colección? 

Sala de pinturas y ceramica-Valencia de Don Juan

Sin más, se despide atentamente
El Sereno
El Sereno
Soy un sereno castizo pero del SXXI con un blog muy molón y pintón sobre Madrid en el que encontrarás curiosidades, historia, arte, cultura ocio y restaurantes. ¡De Madrid al cielo!

Mis redes

11,297FansMe gusta
24,000SeguidoresSeguir
48,050SeguidoresSeguir

Actualizaciones

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, ¿las aceptas?    Más información
Privacidad