ARTEHistoria de Madrid

El vecino curioso de la calle Mayor

La historia de una escultura que protege a diario los restos de la que fue la iglesia más antigua de Madrid

Muchos de vosotros habréis pasado por delante de él un millón de veces y siempre os habréis preguntado quién es este personaje con boina que apoyado en una barandilla se asoma a unas ruinas en plena calle Mayor ¿no?. Me refiero a la estatua situada en la calle de la Almudena, esquina calle Mayor junto al Palacio de Abrantes, hoy sede del Instituto Italiano de Cultura.

Siempre que camino por la zona veo a multitud de turistas que se retratan junto a esta figura, pero, ¿sabemos realmente quién es? En unas breves líneas os lo cuento.

Maqueta de la Iglesia de Santa María de la Almudena, Museo Municipal de Madrid
Maqueta de la Iglesia de Santa María de la Almudena, Museo Municipal de Madrid

Hace ya varias años, con motivo de las obras de Urbanización e Infraestructuras del Eje de la Calle Mayor para peatonalizar la zona, se hallaron importantes restos arqueológicos pertenecientes a la iglesia de Santa María de la Almudena, considerado el templo más antiguo de nuestra ciudad, y que según apuntan muchas teorías, fue edificado sobre la mezquita de la alcazaba musulmana.

Fachada sur (calle Mayor) de la iglesia de Santa María de la Almudena en 1869, durante los trabajos de demolición. Ha desaparecido la cúpula y gran parte de las cubiertas. Se aprecia la fachada neoclásica de Ventura Rodríguez. Foto: IPCE. Fuente:Wikipedia

Para preservar los restos arqueológicos, se llevó a cabo una acción de musealización de las ruinas y sobre éstas, tras restaurarlas,  se colocó una cristalera.

Para dotar de una mayor importancia a los restos arqueológicos, se encargó al escultor Salvador Fernández-Oliva un proyecto que hiciese destacar el espacio (aunque la obra finalmente ha restado protagonismo a estas ruinas, convirtiéndose en la verdadera protagonista de la zona). Es aquí es cuando apareció nuestro protagonista. El escultor usó como modelo a D. Carlos Mc-Lean, amigo del artista para crear la figura de un individuo. Una vez concluida la llamó “ El vecino curioso”.

El Vecino Curioso
El Vecino Curioso. Foto propia

La estatua está situada sobre la barandilla de la cristalera que protege los restos arqueológicos y aparece observando los restos del ábside de la antigua iglesia antes mencionada.

Así como curiosidad os contaré que el lienzo que Alonso Cano, pintó para narrar el milagro del pozo de San Isidro se encontraba en el altar mayor de esta iglesia, hoy ese lienzo llamado ‘El Milagro del Pozo’ se encuentra en el Museo del Prado.

Alonso Cano, ‘El Milagro del Pozo’. Museo Nacional del Prado

La presencia de esta estatua, hace que todos los madrileños y turistas que nos acercamos hasta el lugar seamos participes del descubrimiento, o ¿acaso no os paráis en las ruinas y las observáis? El título de la obra es muy apropiado ya que como bien sabemos, la curiosidad nos puede, y siempre que le vemos nos preguntamos: ¿qué estará mirando?

ruinas-iglesia-santa-maria
Restos de la antigua Iglesia de Santa María de la Almudena. Foto propia

Sin más, se despide atentamente

firmaserenito

 

 

El Sereno

Soy un sereno castizo pero del SXXI con un blog muy molón y pintón sobre Madrid en el que encontrarás curiosidades, historia, arte, cultura ocio y restaurantes. ¡De Madrid al cielo!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba