1 de abril, la Noche de Max Estrella ‹ Un sereno transitando la ciudad