Más de cuatrocientos años de historia tiene esta pequeña calle de Lavapiés que ostenta varios premios por ser la calle mejor engalanada durante las fiestas de San Cayetano.

Durante cuatro siglos de existencia, esta calle ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos que la convierten en una mina de historias, leyendas, milagros y hasta el asesinato en 1978 del peluquero Antonio Santos Ramos residente del número 21 de la calle-

Decoración calle del OSo. Foto propia

El nombre de la vía está relacionado con la casa rectoral que el hidalgo Diego de Vera y Ordóñez de Villaquirán tenía en esta misma calle en el siglo XVII. La historia nos cuenta que el portal de la casa de este hidalgo lucía un blasón de cantería con un oso, como el de las armas del Concejo de la Villa de Madrid, de donde tomaría nombre esta calle.

Foto de la calle del Oso. Foto propia

Otra de las historias relacionadas con un oso y con la figura de Diego de Vera, es la relacionada con un milagro por parte de una virgen que el hidalgo había hecho instalar en un oratorio advocado a San Marcos en 1612.

Según cuenta la tradición la imagen mariana que se encontraba en el oratorio, más tarde conocida como Nuestra Señora del Favor, salvó a unos niños que entraron en la jaula de un saltimbanqui extranjero que recorría España exhibiendo un feroz oso.

Azulejo de Ruiz de Luna de la calle del Oso. Foto propia

La calle del oso y sus ilustres vecinos

Pocas calles pueden presumir de haber visto morar y nacer en ellas a arquitectos como Pedro de Ribera, quién además permaneció toda su vida en el barrio construyéndose una casa frente a la Iglesia de San Cayetano,  a actores del XIX como Jose Mata o actrices y cantantes como María Pilar Cuesta Acosta (Ana Belén).

Placa colocada por el ayuntamiento de Madrid que recuerda que en esta calle nació Pedro de Ribera. Foto propia

Sabemos que Ana Belén nació  el 27 de mayo de 1951 en el número 11 de la calle del Oso. Su madre era portera en una de las fincas de la calle y ella se crio en este barrio, siempre que le preguntan recuerda como era su infancia en la zona. Por ejemplo, esto es lo que nos decía Ana en el documental de la TV de la serie IMPRESCINDIBLES dedicado a ella:

«Nací en la calle del Oso, mi barrio era Cabestreros, Fray Ceferino que es donde ibamos al cole. El Rastro que lo atravesábamos cada domingo para ir a misa, a San Andrés. Jugábamos pues… todo el tiempo en la calle. Una vez que llegabas del cole, te daban el bocadillo y a la calle. En verdad porque en la calle se estaba mejor que en las casas, eran tan inhospitas, hacía tanto frío» 

Ana Belén, fotografiada en la calle del Oso de Madrid, donde nació, lleva vestido de crepé con semicapa, de Escada. Foto: Ximena Garrigues & Sergio Moya. Fuente : El Mundo

La calle del Oso y su verbena popular

Lo mágico de la calle del oso llega durante las fiestas de San Cayetano a principios de agosto cuando sus vecinas engalanan la calle con mantones, flores, farolillos y fotografías antiguas la calle y la convierten en el epicentro de la verbena. Además instalan un pequeño altar con una imagen de su propiedad de San Cayetano donde colocan un cestillo para ofrendas.

Altar popular dedicado a San Cayetano. Foto propia

Toda la decoración, la limonada que reparten y la música que ponen para animar la verbena (que para mi personalmente es la verdadera) lo sufragan ellas mismas mediante una colecta que hacen en la calle y con lo que sacan de la limonada que reparten.

Calle del Oso durante la fase de decoración de la misma. Foto propia

Una de las vecinas de la calle, Emy, todos los años ofrece un espéctaculo de transformismo el día 7 de agosto por la noche en el que logra congregar a una multitud. Yo como vecin@ de la zona suelo acudir todos los años y veo como cada vez más es mayor el número de público asistente al «show de Emy».

La calle del Oso en 2017 durante el show de Emy. Foto propia

El show de Milana (Emy) comenzó hace unos años, primero lo hacía ella sola pero ya lleva unos cuántos años escudada por otras amigas con quién hace un show muy divertido y  completo en el que no faltan temas de Rocío Jurado (a quién Emy imita) de Massiel o incluso de Sister Act.

P.d: Dejo para otra ocasión la historia del crimen de la calle del Oso

 

Sin más, se despide atentamente

1 COMENTARIO

  1. Calles entrañables. Una tía mía vivía en la calle Embajadores, en una casa que se construyó justo donde estuvo dourante años el cine San Cayetano. Ana Belén y yo casi nacimos al mismo tiempo, vi su primera película Zampo y Yo, si no recuerdo mal en el cine Odeón, en la calle de la Encomienda en sesión continua como se «llevaba antiguamente». Y ¿como olvidar la calle del Oso engalanada todos los años por San Cayetano? Al fin y al cabo, han sido 66 años de vivir en ese barrio, desde mayo del 51.

Deja un comentario