La Isla Del Tesoro: La Joven Compañía sigue navegando a buen puerto

La Joven Compañía ha comenzado el 2017 con el pie derecho estrenando su montaje basado en la novela ‘La Isla Del Tesoro’ de Robert Louis Stevenson dentro de su temporada 16/17 bajo el lema #stopbullying y una vez más, no nos cansamos de repetir que todas sus producciones son garantía de éxito.

En esta ocasión nos ofrecen una puesta en escena más clásica y tradicional a lo que nos tienen acostumbrados, un gran contraste con los extrovertidos, coloridos y experimentales montajes de las temporadas anteriores. Los elementos de la escenografía son austeros, los jóvenes actores están bien curtidos con cada nuevo montaje y sus personajes se magnifican gracias a la elegante iluminación que adorna el espacio.

Para mantener el espíritu subversivo que caracteríza a la compañía, se ayudan del  vestuario de los personajes produciéndose  sobre la escena un gran contraste entre los harapos y ropas tradicionales de los taberneros, y  la estrafalaria vestimenta de los piratas.  Estos últimos además, representan cada uno una personalidad distinta y anacrónica (un escocés, un italiano a lo Tony Montana, una rebelde a lo Janis Joplin/Cindy Lauper, entre otros…)

En pleno siglo XXI es asombroso ver cómo los millennials que asisten a la función (medio obligados por sus profesores) se van rindiendo poco a poco ante la narrativa de una historia de piratas enfocada en los valores de la amistad, la superación y la transición a la vida adulta. Estos valores siguen tan vigentes como hace 137 años cuando se publicó la historia original.

La adaptación de este montaje corre a cargo de Bryony Lavery, una autora británica conocida por el enfoque feminista de sus textos que juega a cambiar las reglas del género y transforma a Jim -el protagonista- en una chica envalentonada por las diversas circunstancias que le va presentando la madurez (una especie de Arya de Juego de Tronos). Su abuela, sobre el texto, sigue siendo una mujer pero en escena es representada por un chico, un guiño al Teatro Isabelino que a la vez consigue saltarse las normas de la heteronormatividad con un resultado muy natural gracias a la magnifica interpretación y dirección que hay detrás de la joven compañía.

La Isla del Tesoro estará representándose en el Centro Cultural Conde Duque hasta el 25 de Febrero y en abril estarán presentando La edad de la ira basada en una novela de Fernando J. López.

Entradas a la venta AQUÍ

Sin más, se despide atentamente

Sin más, se despide atentamente

Deja un comentario