Un cuento de Invierno de William Shakespeare 

Enfrentarse con una obra de Shakespeare nunca es tarea baladí y este texto está pensado desde su concepción para ser un relato que se disfrute alrededor de un fuego, donde conviven reyes, reinas, espíritus y monstruos de naturaleza humana.
Ocho actores interpretan a 21 personajes con sus diferentes registros y dificultades para contarnos la historia del Rey de Sicilia y su familia, de cómo los celos nublan su visión y de cómo ello lleva a la ruina a él y a los suyos.

Lo primero que sorprende es encontrarse con un escenario casi vacío, donde sólo unas sillas y otra especie de asientos decoran el espacio, por tanto lo que primará en esta obra será la actuación. El uso de elementos modernos mezclados con el carácter clásico de la obra puede ser difícil de asimilar, pero hay que reconocerles el mérito a la hora de salvar los obstáculos técnicos con imaginación y dosis de buen humor, sabiendo relajar el tono de la obra acercándola a los menos acostumbrados a este género, sobre todo teniendo en cuenta también que es una producción que se ha realizado mediante crowfunding.

UnCuentodeInvierno-Teatro

La obra se divide en dos partes bien diferenciadas. La primera nos relata la historia de Hermione y Leontes, reyes de Sicilia y un tercer vértice de esta historia, Políxenes, rey de Bohemia. De este triángulo surgirá una situación tan antigua como común, los celos. Los monólogos de Leontes han sido una de las partes más estremecedoras de la obra, como en una tragedia griega las situaciones se suceden en un ambiente en que la locura y tiranía de este personaje domina todo su entorno. El nacimiento de Perdita, hija de Hermiona y Leontes, será el nexo entre esta parte de la trama que acaba aquí y el comienzo de la segunda.

Asistimos a un final del primer acto realmente emocionante en el que con muy pocos medios consiguen una atmósfera oscura y de apremiante peligro y angustia que te pone los pelos de punta llegando incluso a emocionarte hasta las lagrimas en la escena final.
La segunda parte ambientada en el Reino de Bohemia es totalmente opuesta, mientras que en Sicilia todo tenía un aire dramático, casi asfixiante, aquí todo toma un cariz más bucólico y desenfadado con la historia de amor entre Perdita y Floricel, hijo del rey Políxenes, un amor imposible por la diferencia de clase de los jóvenes pero que nos cautiva con escenas como las de la fiesta del esquilo.

UnCuentoDeInvierno-Madrid

Finalmente el desenlace de esta obra nos trasladará de Bohemia a Sicilia de nuevo, donde volveremos a reunir a todos los personajes de la trama y donde se producirá el desenlace de la historia.

Al comparar el segundo acto con el primero se nota que pierde algo de fuerza y parece que todo se precipita, se compacta, quizá algo tenga que ver el tiempo en todo esto, en varias ocasiones se aparece en la obra modelando a su antojo el relato de los acontecimientos.
Un momento que desentonó especialmente fue la aparición en escena del personaje de Autólico que crea una desconexión con sus textos y la inclusión de un vídeo en la obra.

A pesar de que Nave 73 es un espacio que me gusta mucho debo hacer hincapié en que no es muy cómodo para representaciones tan largas y que un montaje como este se vería beneficiado en un recinto que fuera más cómodo para el espectador.

Teatro-un-cuento-de-invierno

Lo más impactante de esta obra es la versatilidad de los actores que dan vida a todos los personajes sin apenas cambios de vestuario, sino valiéndose de unos cambios de registro en sus interpretaciones además hay que destacar que la mayoría de los efectos de luces y sonido son generados por ellos mismos, consiguiendo un conjunto de sensaciones muy sorprendentes.

Al ser algo más moderno, esta arriesgada propuesta no es un montaje al uso de Shakespeare ya que opta por adentrarse en el mundo de la locura humana y en hacernos ver cómo el tiempo nos puede convertir en víctimas o verdugos a través de nuestros actos.

¿Dónde y cuándo?

Nave 73 (Palos de la Frontera, nº5)
Representaciones: sábados y domingos a las 19 horas
Hasta el 22 de febrero
Entradas: 16€ Anticipada/ 18€ taquilla

Sin más se despide atentamente

Elsereno

Sin más, se despide atentamente
Soy un sereno castizo pero del SXXI con un blog muy molón y pintón sobre Madrid en el que encontrarás curiosidades, historia, arte, cultura ocio y restaurantes. ¡De Madrid al cielo!

Deja un comentario