Palacetes de Madrid, el Palacio de Godoy

Palacetes de Madrid, el Palacio de Godoy

En la Plaza de la Marina Española se levanta uno de los palacetes más desconocidos para los madrileños, el Palacio de Grimaldi o de Godoy que actualmente acoge en Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y que contadas veces puede ser visitado por los ciudadanos. Con motivo de la iniciativa  ‘Bienvenidos a Palacio’, visité el interior de este palacio quedándome sorprendido de las historias y secretos que éste alberga en su interior.

PalaciodeGodoyMadrid
Escalera Imperio del Palacio de Godoy

-Un palacio que fue para Grimaldi, lo habitó Floridablanca, lo decoró Manuel Godoy y acabó residiendo en él, el general francés Murat

“En tiempos de Carlos III fue construido el Palacio que hace esquina a la Plaza de los Ministerios en el cual vivió el conde de Floridablanca, después Godoy y sirvió de residencia a Murat”  Pedro Répide en ‘Las Calles de Madrid’

Corría el año 1776 en la corte madrileña y con las obras en el nuevo Palacio Real en marcha, Carlos III ordena a Francisco Sabatini construir, en unos terrenos pertenecientes al Rey y al Conde de Sástago fronteros al convento y colegio de Doña María de Córdoba y Aragón, un edificio para alojar a los primeros Secretarios de Estado y sus correspondientes dependencias administrativas. Lo que proyectó Sabatini fue un edificio de trazas clásicas que rompía con la arquitectura imperante del momento y que contaba, y cuenta aún hoy en día, con una majestuosa variante de escalera Imperial en la que había un friso que se llevaron al Museo Naval (te recomiendo este artículo de Investigart sobre la escalera Imperial del Palacio de Godoy) 

PalacioGrimaldiGodoy1930
Palacio de Grimaldi o de Godoy en 1930. Fuente: Memoria de Madrid

En un primer momento fue erigido como residencia del secretario de Estado de Carlos III, el marqués de Grimaldi, pero éste nunca llegó a morar en su interior. Bajo el reinado de Carlos IV el palacete será estrenado por el sucesor de Grimaldi en la Secretaría de Estado, el conde de Floridablanca.

Es con Manuel Godoy con quien el palacio vivirá su máximo esplendor. El que fuese válido de Carlos IV y Príncipe de la Paz, convirtió el palacio en su residencia privada y lo amplió mediante la compra de una serie de viviendas aledañas al palacio. Al tratarse de su residencia privada, se esmeró mucho en la decoración del inmueble, y decoró las salas del palacio con frescos, telas pintadas, mármoles, esculturas y pinturas de los mejores artistas de la época.

Con la llegada de las tropas napoleónicas a Madrid en 1808, el palacete pasará a ser la residencia del general francés Joaquin Murat, gran Duque de Berg y cuñado de Napoleón, durante las jornadas previas al levantamiento popular del Dos de Mayo.

5.PalaciodeGodoy
Detalle de la decoración y lucernario de la escalera del Palacio de Godoy
15.PalaciodeGodoy
Detalle de la decoración del techo de la Sala de conferencias

-Tras Godoy, el palacio fue sede de diversos ministerios, museos y hasta  fue vestidor de reinas

Tras la Guerra de la Independencia y con Godoy ya instalado en el Palacio de Buenavista, el palacio de Godoy pasó a ser la sede del Consejo del Almirantazgo hasta que en 1819 albergó las dependencias de la Biblioteca Real. Posteriormente en 1826 fue ocupado por las Secretarias del Despacho de Gracia y Justicia, Hacienda y Marina, hasta que un incendio acaecido el 29 de noviembre de 1846 aconsejó el traslado de estas dependencias, ya convertidas en Ministerios.  Tan solo permanecieron en el inmueble las dependencias del Ministerio de Marina, al que posteriormente se le agregarían las del Museo Naval. En 1868, se acomete una importante obra en la zona, la de la construcción de la calle Bailén. Con esta intervención urbanística el Palacio de Godoy pierde parte de su espacio y se  ve reducido. 

El resto del siglo XIX y las primeras décadas del XX el edificio continuó desempeñando funciones ministeriales y en algunas ocasiones, como en la boda de María Cristina con Alfoso XIII y María Eugenia, se convirtió en el vestidor de las reinas.

En 1940, se acomete una reforma en su interior y pasa a ser la sede del Museo del Pueblo Español. Hoy en día, el inmueble ha sido adaptado para sus funciones como Centro de Estudios Constitucionales.

14.PalaciodeGodoy

 

Las obras de arte que atesoraba el Palacio de Godoy

Manuel Godoy, uno de los hombres más poderosos de la historia de España no podía poseer un palacete cualquiera, quería que su residencia estuviese a su altura y por ello no escatimó en gastos. Godoy, que poseía un vasto patrimonio artístico, atesoró en su residencia una importante colección de arte compuesta por mármoles, esculturas y lienzos de los artistas más relevantes de la época.

Los techos de las estancias se decoraron siguiendo el gusto imperante de la época; así pues desfilan en los frescos de los techos de las salas y salitas de este inmueble representaciones de culturas como la etrusca, la  pompeyana y la china.  

26.PalaciodeGodoy

20.PalaciodeGodoy

Y aunque Francisco de Goya y Lucientes y Velázquez no moraron en su interior, si que lo hicieron algunos de sus lienzos, y es que el príncipe de la Paz colocó en sus salas las Majas de Goya y la Venus del Espejo de Velázquez. Además de esto, en el Salón Rojo se encontraban cuatro tondos pintados por Goya por encargo expreso de Godoy en los que se representaba el Comercio, la Ciencia, la Industria y La Agricultura.

De estos cuatro tondos, uno se perdió (el de la Ciencia) y los tres restantes ingresaron en 1932 en el Museo del Prado como depósito del Ministerio de Marina.

TondoAgriculturaPrado
Tondo Agricultura, Francisco de Goya
TondoComercioGoya
Tondo Comercio, Francisco de Goya
10.PalaciodeGodoy
Salón Rojo del Palacio de Godoy. En este salón se encontraban los tondos de Goya. Foto propia

-El Despacho de Godoy

El despacho en el que Manuel Godoy tomaba sus decisiones era uno de los más lujosos del siglo XIX y se encontraba en uno de los lados (desaparecido con la obra de la calle Bailén) del Palacio de Grimaldi o Godoy. El despacho, fue proyectado por Sabatini para el Marqués de Grimaldi, pero a la muerte de éste lo heredó el conde de Floridablanca quien lo embelleció con las pinturas encargadas a Gregorio Ferro y José del Castillo.

Floridablanca no llegó a sentarse en la silla del despacho, ya que el poderoso Godoy le ofreció a cambio unos palacetes. Así en 1792, el despacho pasaba a las manos del príncipe de la Paz.

Manuel Godoy ocupó este despacho hasta que el 19 de marzo de 1808, escoltado por la Guardia de Corps, tuvo que abandonar su residencia ante el temor de la llegada de los amotinados de Aranjuez, sus enemigos. Con los franceses campando a sus anchas por España a consecuencia del Tratado de Fointeneblau, la suerte de todas sus posesiones, estaban condenadas a ser asaltadas y ocupadas. Su despacho, testigo del poder del válido de Carlos IV, se salvó y se conserva intacto hoy en día en el Cuartel General de la Armada, en el Paseo del Prado. Lamentablemente los ciudadanos no tenemos acceso a este pedacito de la historia de nuestro país.

El despacho de Godoy, se trasladó pieza por pieza hasta este inmueble en el año 1929. Hoy en día se integra dentro de las dependencias del Almirante jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA). Del despacho original de Godoy se conserva todo, su lámpara chinesca, la alfombra de la Real Fábrica de Tapices de Santa Barbara, los grifos y esfinges que decoraban sus muros, la escribanía y silla donde el mismísimo Godoy se sentaba a resolver “sus asuntos” y hasta las dimensiones del espacio original.

Despacho de Godoy
Foto del despacho de Godoy tomada del ABC

Aquí les muestro una serie de fotografías de la visita que hice al Palacio de Godoy

 

 

 

Sin más, se despide atentamente
El Sereno
El Sereno
Soy un sereno castizo pero del SXXI con un blog muy molón y pintón sobre Madrid en el que encontrarás curiosidades, historia, arte, cultura ocio y restaurantes. ¡De Madrid al cielo!

Mis redes

11,297FansMe gusta
24,000SeguidoresSeguir
48,050SeguidoresSeguir

Actualizaciones

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, ¿las aceptas?    Más información
Privacidad