Un tren histórico hacia El Escorial: El Tren de Felipe II ‹ Un sereno transitando la ciudad