Se abre a visitas el antiguo vestíbulo de la estación de metro de Pacífico ‹ Un sereno transitando la ciudad