El pasado y el presente de Madrid en la exposición ‘Madrid, ¡qué bien resistes!’

Hasta el próximo 20 de mayo puede contemplarse en la sala de bóvedas de la Casa de la Panadería, en Plaza Mayor 27, una exposición fotográfica titulada “Madrid ¡Qué bien resistes!”.

Foto propia

La singularidad de la muestra radica en que las imágenes seleccionadas para la misma son fotomontajes en los que se superponen imágenes actuales, tomadas entre 2014 y 2017, a imágenes históricas de la Guerra Civil en Madrid de fotógrafos tan conocidos como Santos Yubero, Atienza o Hermes Pat, entre otros. 

Una mujer saliendo de una farmacia en la Gran Vía. Fotografía de Javier Marquerie

El autor de los fotomontajes y comisario de la muestra Javier Marquerie ha seleccionado para la misma un total de 50 imágenes de las más de 120 que componen su serie y que se ha podido ver en PhotoEspaña Off 2016 y 2017.

Foto propia tomada en la exposición.

La muestra se divide en cinco capitulos: La vida, El viaje, El cascote, La guerra y La sangre. Cada uno de ellos es una descripción de la guerra, de su incidencia en la cotidianeidad de sus gentes atrapadas en una ciudad sitiada.

Recoge momentos desde los primeros días del levantamiento militar en julio de 1936 en el Cuartel de la Montaña, hasta las columnas de los derrotados, camino de la prisión o el campo de concentración en marzo de 1939.

20 de julio. Civiles y milicianos suben las escalinatas del Cuartel de la Montaña. Se encontraban al pie de la actual ubicación del Templo de Debod. Fotografía propia tomada en la exposición.
Niños en la calle de la Cabeza en Lavapiés. Fotografía propia tomada en la exposción.

Toda la ciudad aparece retratada en la serie con emblemáticas imágenes como la de Martín Santos Yuberos que retrató a los niños de la calle de la cabeza jugando, varias instantáneas de la Gran Vía que sería apodada como “la Avenida de los obuses”, instantanéas en el Metro donde la población se resguardaba de los bombardeos o la de fotografía de Robert Capa en Peironcely 10 en Vallecas.

Cafetería destruida por la artillería franquista en la calle Arenal. Tras la guerra reabrio y en la actualidad aloja un nuevo negocio. Fotografía propia tomada en la exposición
En la calle de los Estudios, muy cerca del Rastro, cayó una bomba que destruyó un edificio con cúpula que no sería reconstruido.

 

En la Puerta del Sol un camión con milicianos anarquistas armados con fusiles Mauser y una ametralladora Hotchkiss. Foto propia tomada en la exposición
Mujeres aspirantes a enfermeras en las milicias desfilando por Gran Vía. Fotografía original de Martín Santos Yubero. Foto de Javier Marquerie

Exposición ‘Madrid, ‘qué bien resistes’

Hasta el 20 de mayo en la Sala de Bóvedas de la Casa de la Panadería

Acceso gratuito

Sin más, se despide atentamente

Sin más, se despide atentamente

Deja un comentario