Un juego de escape en el Barrio de Chamberí nos traslada a la Quinta del Sordo de Goya para resolver un conjuro escondido por el pintor en su interior

Madrid, año 1874. En la Quinta del Sordo donde hace 50 años había vivido el célebre pintor de corte Francisco de Goya y Lucientes, un reputado fotógrafo francés fotografía con detalle todas las pinturas negras que el maestro aragonés había dejado en los muros de adobe de su quinta.

Quinta del Sordo en 1905. Foto: Asenjo

Este fotógrafo, de nombre Jean Laurent y Minier, se había establecido en 1844 en Madrid y, tras un coqueteo como jaspeador de papel en una fábrica de cartones, comenzó su labor como fotógrafo.

Él, que había retratado a las élites del momento, había fotografiado monumentos y vistas de ciudades e incluso había recibido el encargo de fotografíar las obras del Real Museo de Pintura, hoy Museo Nacional del Prado, y de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1863, ahora se encontraba en la Quinta del Sordo.

Carromato Laboratorio de Jean Laurent con el que recorría España haciendo fotografías. Fondo IPHE. Foto: Investigart

Madrid, año 2017. Calle Donoso Cortes 36. Tras una puerta acristalada con un sugerente nombre MAD ESCAPE ROOM se encuentra un atajo que conduce al siglo XIX y recala directamente en la Quinta del Sordo de Goya cerca del Manzanares.

Jean Laurent, como todos los días ha salido de la Quinta del Sordo por una hora para hacer unos recados en la zona. Ahora la casa está vacía, bueno con alguna que otra presencia de ultratumba, y un grupo de personas pueden adentrarse y descifrar el conjuro que Goya dejó escondido en la Quinta y así liberar a las almas en pena que vagan por el inmueble ¿Te atreves?

Un escape room en el que viajar al Madrid de finales del siglo XIX

Esa es la historia que MAD ESCAPE ROOM, una sala de juegos de escape del madrileño barrio de Chamberí, nos propone en su juego ‘La locura de Goya’. Mezclando la historia de Goya, su obra, su vida, su periodo en la Quinta del Sordo y el personaje del fotógrafo Jean Laurent (ver AQUÍ) el juego, nos zambulle en la historia para descifrar un conjuro que Goya escondió.

Solo encontrando las pistas, descifrando acertijos siendo, muy obsevador y utilizando el intelecto, se logrará salir de la sala. Todo ello en una hora y con la particularidad de que es un juego totalmente interactivo y sin ningún candado.

El Aquelarre fotografíado por Jean Laurent. Archivo Ruiz Vernacci.

Sala de Escape ‘MAD ESCAPE ROOM’

  • Calle Donoso Cortés, 36. Metro: Quevedo
  • Número de personas: de 2 a 6 personas
  • Precio: depende de los participantes, la horquilla de precios va desde los 22 € a los 15 € .Los miércoles hay descuentos del 30%
  • Reservas: http://madescaperoom.com/la-locura-de-goya/

Sin más, se despide atentamente

 

Sin más, se despide atentamente

Deja un comentario