El Madrid del siglo XX a través de las fotografías de Gerardo Contreras ‹ Un sereno transitando la ciudad