JORNADAS “FRANKENSTEIN, 200 AÑOS DESPUÉS” ‹ Un sereno transitando la ciudad