El Museo de América acoge una exposición dedicada a las comunidades nativas de América del Norte ‹ Un sereno transitando la ciudad