El Madrid de 1955 retratado por el fotógrafo Cas Oorthuys ‹ Un sereno transitando la ciudad