El sereno que rondó por Arganzuela durante casi 20 años: Paulino Fernández López ‹ Un sereno transitando la ciudad