CuarteldeSanGil.mh_1991_18_4_680 ‹ Un sereno transitando la ciudad