El Colmado de Chema, un gourmet market artesanal ‹ Un sereno transitando la ciudad