Costa Coffee arriba al centro de Madrid ‹ Un sereno transitando la ciudad