Café y libros de viaje en Monpassa ‹ Un sereno transitando la ciudad