Tiendas originales en Madrid: Madrid al cubo ‹ Un sereno transitando la ciudad