Mercado de ‘La Buena Vida’ ‹ Un sereno transitando la ciudad