La Fugitiva. Librería – Café en Antón Martín ‹ Un sereno transitando la ciudad